“Analizaremos junto a las organizaciones cuáles son las fallas y faltas en políticas públicas y exigiremos al Estado Argentino que cumpla con los derechos de las mujeres”, expresó Dubravka Simonovic, Relatora Especial de la ONU sobre violencia de género, al culminar el encuentro que mantuvo con organizaciones sociales en Buenos Aires.

Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), en conjunto con otras organizaciones como CELS, CLADEM y Amnistía Internacional entregó un informe con recomendaciones en materia de aborto. Varias organizaciones hablamos sobre nuestra preocupación en torno al acceso al aborto en casos en los que es legal en nuestro país, y la violencia institucional que supone la falta de acceso a la salud en esos casos.El informe también refirió sobre los casos de Belén, la joven tucumana presa durante dos años por aborto espontáneo.
Presentamos también desde CDD Argentina un informe especial sobre el caso de Juana, la niña wichi quien, tras ser violada, pudo acceder a un aborto legal luego de denunciar una serie de obstáculos y negación de sus derechos en la provincia de Salta.
Asimismo hablamos con la relatora sobre la falta de acceso al misoprostol y el pedido que CDD realizó ante el Estado argentino para la producción pública de este medicamento y dar garantía a las mujeres a contar con la cobertura bajo parámetros de Pactos Internacionales.
Estuvieron presente representantes del Comité por la Libertad a Milagro Sala que denunciaron la situación de detención arbitraria y la triple opresión a Milagro por ser mujer, indígena y provenir de los sectores populares. La relatora además recibió informes sobre el aumento de la violencia institucional contra colectivo Trans. Se evidenció la falta de acceso a la justicia por un lado y por otro las denuncias que reciben las trans que terminan en causas penales, poniendo a las trans en un importante lugar de indefensión. Se habló además de la situación de las mujeres migrantes en torno a cuestiones laborales, temas de discriminación y situaciones de retroceso como el centro de detención para migrantes, cuya creación fue anunciada este año.
Por otro lado, se dio cuenta de la discriminación que sufren las y los portadores de HIV. La no continuidad con programas de prevención y la falta de insumos y reactivos en los hospitales.
Dubravka Simonovic se comprometío junto a su equipo de trabajo a colaborar para que se obtengan “resultados favorables” a favor de la libertad de Milagro Sala y militantes de la organización detenidos ilegalmente. Además solicitó a las organizaciones que releven casos concretos que permitan analizar la situación de las mujeres en Argentina, respecto a femicidios, travesticidios, otras situaciones de violencias contra las mujeres y el tema del aborto; analizar los distintos niveles del Estado que obstaculizan o fallan en su intervención para que la Comisión exija al Estado argentino el cumplimiento de los derechos de las mujeres.