En una coyuntura política inédita como es el ballotage del próximo 22 de noviembre, las expresiones y acciones de todos los sectores políticos llaman nuestra atención y muy especialmente, aquellas que toman voz desde organizaciones y personalidades católicas. Es por eso que queremos sumar a este escenario electoral nuestra voz.

Católicas por el Derecho a Decidir desde su inicio se opone a la tremenda desigualdad entre los que más tienen y los que menos tienen y desde nuestros principios nos definimos a favor de la justicia social; nos definimos como católicas y feministas, inspiradas en la teología feminista y lo mejor de la Doctrina de la Iglesia; nos alineamos junto a todas las voces que trabajan cotidianamente contra la opresión y en este 22 N le decimos NO a cualquier propuesta que intente imponer el Neoliberalismo como política de Estado porque rechazamos regresar a la injusticia de un Estado indolente frente a las necesidades de la gente. A quienes proponen invisibilizar, bajo los intereses de quienes concentran poder foráneo y cipayo, las ideas de justicia y democracia pretendiendo regresar a la injusticia de un Estado indolente frente a las necesidades de la gente. Y fundamentalmente, rechazamos la idea neoliberal de un Estado ausente.

La Iglesia Institución no se privó de ejercer presión sobre los candidatos que le eran más potables y según dan cuenta algunos especialistas, hasta de tramitar bendiciones papales para algunos. También observamos con desagrado que muchos de los candidatos usufructúan el carácter político de la Iglesia Institución e incorporan indebidamente a sus Campañas, guiños para las Jerarquías Eclesiásticas y para los sectores más conservadores de nuestra sociedad.

Desde coqueteos electorales con representantes de sectores fundamentalistas de la Iglesia Católica–Opus Dei- para cubrir un cargo estratégico en el área de Salud, hasta el diseño de una peligrosa Agenda supuestamente “defensiva” que brega por poner un ejército con súper poderes en las calles para combatir “el flagelo del narcotráfico”, son muestras del avance de un modelo neoliberal que asoma vigoroso y empoderado por Instituciones de la Iglesia o vinculadas con su jerarquía, como el Consejo Superior de Educación Católica, la Junta Coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada, la Academia Nacional de Educación, la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa, la Pastoral Universitaria del Arzobispado de Buenos Aires, la Universidad Austral, la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad Católica de La Plata (Ucalp), la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), la Universidad del Salvador (USAL), y el Consejo de Rectores de Universidades Privadas.

Como nunca antes vemos las voces católicas de la Iglesia Institución divorciadas de aquellas voces católicas que conviven con la Iglesia pueblo. Y además advertimos en uno y otro costado, la vocación de intervenir en política, en reafirmarse como actores políticos.

Rescatamos el Estado como garante de los DDHH y defendemos todas las conquistas que han dignificado a las mujeres, a la comunidad LGTB y a los sectores populares: la ley de Identidad de Género, Matrimonio Igualitario, Educación Sexual Integral en las escuelas, el Programa Nacional de salud sexual y Procreación Responsable, la Jubilación para Amas de Casas, el Régimen especial de contrato para trabajadores de casas particulares, la Asignación Universal por Hijo, las Paritarias y la Regularización del empleo informal, las Técnicas de Reproducción Asistida, el reconocimiento y protección legal de todos los tipos de familia en el nuevo código civil, la nueva ley de Salud Mental, la ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, entre tantas.

Sólo un Estado comprometido con la construcción de ciudadanía plena de todas las personas, evitará ceder a las presiones económicas que, asechando en beneficio de unos pocos, buscan desentenderse de los derechos sociales, debilitar los derechos civiles y políticos.

La única forma de profundizar los postulados democráticos que nos reconocen en nuestra libertad de conciencia, diversidad y pluralismo, es proyectando un Estado Laico que asegure nuestros derechos y que sea capaz de saldar aquellas deudas que están pendientes: aborto legal, seguro y gratuito.

Marta Alanis 115896 7598
María Teresa Bosio 351155649982


Fatal error: Uncaught exception 'wfWAFStorageFileException' with message 'Unable to verify temporary file contents for atomic writing.' in /home/catolicasorg/public_html/sitio2016/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:46 Stack trace: #0 /home/catolicasorg/public_html/sitio2016/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/home/catolicas...', '<?php exit('Acc...') #1 [internal function]: wfWAFStorageFile->saveConfig() #2 {main} thrown in /home/catolicasorg/public_html/sitio2016/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 46