Este 28 de mayo, Día de acción global por la salud de las mujeres, nos encuentra en un año de particular efervescencia y debate. La agenda y la fortaleza del movimiento de mujeres ha logrado instalarse en el debate público, comenzando a saldar una cuenta pendiente desde hace años: el reconocimiento del derecho de las personas gestantes a decidir libremente sobre sus cuerpos. La fuerza de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito, el empuje de miles de organizaciones, personalidades, profesionales y legisladores/as comprometidxs, nos ha permitido llegar hasta acá, convencidas de que el aborto legal constituye una cuestión de salud pública, justicia social y derechos humanos.

Como mujeres católicas, saludamos la reciente adhesión al Protocolo Nacional para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo por parte de las provincias de Salta y La Pampa, entendiendo la urgencia que representa este tema para todas las mujeres. Juntas somos fuertes. Así lo ha demostrado el movimiento en todos estos años de lucha por la legalización y despenalización del aborto. Este es un momento histórico, en donde la fuerza de las mujeres se construye en potencia y acción colectiva. Somos miles quienes, en las calles, en nuestras casas, en el Congreso, damos a conocer nuestros argumentos a favor de la vida y la salud de las mujeres.

Nos unimos así a un reclamo que excede los límites de nuestro país para transformarse en un grito global que nos interpela para transformarlo todo. Así lo han entendido las mujeres Irlandesas que recientemente han logrado el aborto legal a través de un referéndum que dio como resultado una impresionante mayoría afirmando el Sí.

Estamos esperanzadas y felices de transitar este histórico momento de debate del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Congreso Nacional. Desde Católicas por el Derecho a Decidir, saludamos con gran orgullo estos años de acción colectiva dentro de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Sentimos que muchos han sido los logros que como movimiento hemos sabido construir, recuperando los saberes y las históricas luchas feministas; estableciendo desde la diversidad los consensos necesarios para seguir avanzando hacia el logro de mayores derechos, sin fundamentalismos, sin barreras de ninguna índole. Confiamos plenamente en el avance y aprobación del Proyecto de la Campaña, convencidas de que nuestras legisladoras y legisladores sabrán comprender y asumir con responsabilidad histórica el momento que les toca transitar.

El aborto legal es una deuda de la democracia que hoy comienza a saldarse sin retorno.

@CDDArgentina | www.catolicas.org.ar | cddargentina@catolicas.org.ar | Católicas por el Derecho a Decidir Argentina