Con la presencia de Ana Labandera y Cecilia Stapff (IS) se llevó adelante en el día de ayer la jornada de capacitación “El Modelo de reducción de riesgo y daño en la salud sexual y reproductiva de Iniciativas Sanitarias (Uruguay)”.

La misma, organizada por CDD Argentina, el Programa de Género de la Universidad de Córdoba, con la adhesión de la Municipalidad de Córdoba, contó con la presencia de más de 50 profesionales de la salud de Córdoba, Santiago del Estero y Tucumán, y tuvo como objetivo capacitar sobre el modelo de reducción de riesgo y daño contra el aborto provocado en condiciones de riesgo, el cual, desde su implementación en Uruguay, permitió llevar a cero la mortalidad por aborto inseguro y complicaciones derivadas.

Durante el encuentro se problematizaron aspectos y complejidades del Modelo, contextualizando su aplicación. “No podemos concebir el modelo de reducción de riesgo y daño sin respetar el secreto profesional y la confidencialidad de la consulta… este modelo es de asesoramiento e información para la disminución del riesgo”, aportó una de las referentes de Iniciativas Sanitarias. “Su aplicación incluyó cambios de conductas en el equipo de salud, en las usuarias y en el propio sistema de salud, que se obligó a responder a una necesidad concreta ante la solidez y contundencia de la evidencia, operando a favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”, agregó.

Asimismo, durante la jornada, las capacitadoras destacaron la fortaleza que significa contar con redes de mujeres organizadas en defensa de sus derechos, remarcando que éstas pueden significar un gran apoyo para un manejo exitoso del modelo de reducción de riesgo y daño.

Luego de la presentación inicial del curso y la puesta en común de las expectativas por parte de los y las participantes, se abordaron aspectos centrales del modelo y temáticas como la confidencialidad y el secreto profesional en base a estudios de caso, así como el abordaje de la consulta tanto pre como post aborto.

Es fundamental seguir fortaleciendo este tipo de espacios de formación y aportar a la consolidación y capacitación de profesionales que actualmente trabajan con consejerías orientados a garantizar el acceso al aborto seguro, desde una perspectiva de respetuosa de los derechos de las mujeres; compartiendo visiones y debatiendo los alcances de las diferentes estrategias para un abordaje integral de la salud sexual y reproductiva.