Diálogos - copia

Entre el 26 y el 28 de marzo de 2019 se llevó a cabo el VIII Encuentro de los Diálogos Consonantes (DC) en la Ciudad de México. Organizados por la Articulación Feminista Marcosur (AFM) y el Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad (CDE), estos encuentros tienen el objetivo de fortalecer la articulación de las organizaciones feministas en América Latina y el Caribe desde el análisis del contexto regional y el marco de alianzas organizacionales e institucionales en la lucha por la igualdad de género.

La titular del Instituto de las Mujeres México, Nadine Gasman, Daptnhe Cuevas por el CDE y la AFM, Jerome Poussielgue representante de la Unión Europea en México y Belén Sanz Luque de ONU Mujeres realizaron la apertura del encuentro y dieron continuidad a los paneles sobre el movimiento feminista, el contexto político actual, los logros alcanzados en el actual momento de la región y las estrategias de las organizaciones para llevar adelante la agenda 2030. En esta oportunidad se debatió en torno al Fondo Regional de Apoyo a las Organizaciones y Movimientos Feministas y de Mujeres en el marco de fortalecer procesos de reflexión sobre el papel de nuestro movimiento en las acciones de Cairo+25.

Como parte de estos diálogos que comenzaron en 2010, la Red de Católicas por el Derecho a Decidir, representada por Laura Torres y Aidé García, estuvo presente junto a una veintena de organizaciones y redes de toda la región. Jenny Durán de Católicas por el Derecho a Decidir de Argentina, quien también integra la Campaña Nacional por el Derecho a al Aborto legal Seguro y Gratito y la Campaña 28 de Septiembre por la despenalización y legalización del aborto en América Latina y el Caribe formó parte del panel “Podremos fracasar exitosamente o de cómo convertir el odio en energía”, quien habló sobre la Marea Verde surgida en Argentina que llevó al debate por la legalización del aborto en este país impulsado y sostenido con una fuerte movilización que se amplió a nivel regional y mundial.

Por otra parte las participantes de los DC se sumaron a la campaña por la Libertad de las Presas Políticas de Nicaragua #QueLasLiberen y al llamado internacional #aLaCalle del 27 de marzo, por la libertad de Nicaragua. Sumaron además la solidaridad a los países en los que existen políticas de retrocesos y obstaculización de derechos ciudadanos, sobre todo aquellos que limitan los derechos de mujeres y las disidencias sexuales.

Actualmente, la coyuntura política y social en América Latina está caracterizada por menos gobiernos progresistas, con tendencias conservadoras e incluso anti-derechos y que han causado un debilitamiento de las democracias, sobre todo en los países del Sur. Asimismo, estos cambios políticos han repercutido en el campo económico y se han retirado de América Latina y el Caribe muchas agencias de cooperación internacional. Ante el actual desarrollo de gobiernos conservadores, se observa que los evangélicos y neo-pentecostales han aumentado su fuerza y la respuesta ha sido el incremento del movimiento feminista que ha provocado cambios culturales a favor de la agenda feminista. Sin embargo, nos enfrentamos a un panorama que obstaculiza el avance y muchas veces retrocede en los derechos de las mujeres.

Los DC han sido centrales en la definición de una agenda regional en el marco de la Cooperación al Desarrollo, integrando la mirada de los movimientos feministas para la promoción de una cooperación transformadora que se articule con los pactos de acción y las propuestas acordadas alrededor de los ejes políticos comunes para la región latinoamericana y caribeña.

PSFix_20190402_233503

México 1 - copia

México 2 - copia