Recién hoy, después de dos días de que la Corte ordenara su INMEDIATA liberación, Belén recupera su libertad habiendo sido necesario que su abogada defensora, Soledad Deza de Católicas por el Derecho a Decidir, presentara un habeas corpus por encontrarse Belén privada de su libertad ilegalmente pues no se cumplía efectivamente con la orden judicial de liberarla.
La Corte Suprema tucumana dispuso el día martes 16 de Agosto a las 13:00hs la inmediata liberación de Belén, al determinar que los jueces del tribunal que dispusieron la prórroga de la prisión preventiva no tenían competencia para hacerlo ya que no hubo pedido del Ministerio Público (que es el órgano facultado para solicitarla si lo considera necesario para resguardar el normal funcionamiento del proceso penal), sino que fue dictada de oficio lo cual es ilegal e implica una extralimitación de poderes ya que el juez debe desenvolverse como un tercero imparcial en el proceso. A su vez la Corte destacó que se prorrogó la prisión preventiva sin fundamento por no existir riesgo procesal alguno (no existía peligro de fuga ni entorpecimiento del proceso). Este accionar de los Jueces Ibáñez, Macorito y Fradejas, según la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, viola los principios constitucionales de debido proceso, defensa en juicio, juez competente, imparcial e independiente y el principio de inocencia. Es decir que Belén estuvo presa por más de cuatro meses ilegalmente y en violación a la Constitución y los tratados de Derechos Humanos.

Lograr la efectiva libertad de Belén supuso una burocracia que demuestra que hay un ensañamiento de la justicia penal con ella. Además, fue necesaria la movilización de la Mesa Provincial para la Libertad de Belén para preservar su intimidad e integridad moral pues buscaban que la prensa la retratara esposada.

El caso de Belén ha puesto al descubierto la violencia institucional de una Justicia misógina, clasista y patriarcal. Denunciamos tanto el intento de exposición, la violación a su integridad física y la demora intencionada para dar curso a la medida dispuesta por la Corte. “Tenemos un Poder Judicial donde se entra con facilidad pero después no resulta sencillo salir”, manifestó con claridad nuestra compañera Soledad Deza. Sabemos, no es sólo tiempo lo que está en juego: su integridad física y psíquica, quedan en medio de este juego de poderes. Belén ha sido objeto en este camino de múltiples violencias y creemos necesario evitar por todos los medios su revictimización. La Libertad de Belén simboliza la libertad de todas las mujeres que hemos logrado gracias a la unión y a la organización del Movimiento de Mujeres de Argentina.
Exigimos ahora una sentencia respetuosa de los derechos humanos que anule la injusta condena de Belén.

Por la efectiva anulación de la condena a Belén.
Para que no haya una mujer más presa por aborto
Para que no haya más médicos que violen el secreto profesional
Por el derecho a decidir en libertad.
Por la vida y la libertad de las mujeres.

Contacto de prensa: Soledad Deza (0381) 155854945 / Silvia Juliá (0351) 155649984 /María Teresa Bosio (0351) 155649982